“Recuerdo el momento en que yo también me sentí fea”

Lupita Nyong’o se llama así porque nació en Méjico aunque su origen es Keniata. Cursó estudios teatrales en EEUU graduándose en Yale. Fue elegida para participar en la película 12 Años de Esclavitud por cuyo papel ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto. Este año ha sido seleccionada como uno de los rostros de la campaña de verano de Miu Miu al lado de actrices como Elizabeth Olsen, Elle Fanning y Bella Heathcote y el 23 de abril también de este año la revista People la ha elegido como la mujer más linda del mundo.

Después de leer esta biografía os pido que escuchéis y admiréis a Lupita, no solo por sus premios o belleza, sino por su generosidad al compartir sus sentimientos de niña que no se veía hermosa y que deseaba levantarse por las mañanas con otro color de piel.

Conocedora de la trascendencia que puede tener para niñas y adolescentes su imagen como mujer negra triunfadora, nos parece de una sensibilidad y valentía enorme el que quiera “utilizar” a los medios para divulgar su experiencia a otras niñas que como ella sufren por no sentirse hermosas.
Lupita contó con una madre maravillosa que según nos transmite nunca se cansó de decirle dónde está el verdadero significado de la belleza. En un ejercicio de conmovedora sinceridad confiesa que “no quería entender” las palabras de su madre cuando le decía que la belleza no alimenta. Solo con el tiempo comprendió el mensaje que guardaban esas palabras “lo que es verdaderamente hermoso es la compasión contigo y con los que te rodean, eso es lo que alimenta el corazón”. 
Hemos dicho que este video es un ejemplo, y aunque es difícil que haga cambiar de opinión a una niña como Lupita, y que por arte de magia vea hermoso lo que considera feo en su cuerpo, si creemos que puede formar parte de ese proceso transformador que necesita tiempo, y además puede suponer una inyección de motivación a madres que creen que no son escuchadas. ¡No desistáis! Seguir el ejemplo de la madre de Lupita y no dejéis de transmitirles a vuestras hijas donde ver su belleza.
(ahhhhh, y por supuesto que Lupita en una #niñabelhy por su generosidad y sensibilidad al compartir su experiencia de niña)
Anuncios

soy muy guapa, soy muy guapa

Trabajando un poco, he buscado en Google “muñeca diferente”, a ver que pasaba…., y cual ha sido mi sorpresa y alegría cuando veo que en el resultado de mi búsqueda aparece todo un listado de referencias a Belhy, casi como única protagonista. Uf, no se muy bien lo que significa pero seguro que es un gran logro…y estamos contentos.  Bueno, sigo con lo que estaba diciendo…junto a esas referencias también se pueden ver un montón de fotos de nuestra muñeca (esto de los buscadores será pura ciencia pero a mi me parece magia), y ¡sorpresa! el vídeo de la campaña de Campofrio “Alimentar otro modelo de mujer”, que os adjunto por si alguna no lo ha visto o no lo recuerda. https://www.youtube.com/watch?v=Y-x18ALg9i4

Es una campaña con la que me identifiqué plenamente porque significaba que no estamos tan locos o tan solos, los que tenemos la “loca idea” de creer y defender un modelo de imagen de mujer/niña/muñeca distinto al que el vídeo identifica con “soy muy guapa, soy muy guapa”. Espero que os guste, a nosotros nos ha encantado compartir protagonismo con una marca que está creando contenidos como este para su comunicación: imagen natural, alimentación saludable, comunicación, amistad, buenos deseos, autenticidad, creatividad…

Corres, lloras, saltas como una niña/mujer.

La campaña #likeagirl quiere llamar nuestra atención sobre la forma que tenemos de relacionar actuaciones de niñas con algo negativo y hasta ridículo cuando no hay nada más lejos de la realidad. Es sorprendente que sean los adultos y los niños quienes más interiorizado lo tengan, mientras que las niñas actúan de forma natural y no se perciben a sí mismas de forma ¿ridícula?

He visto el vídeo más de una vez para no perderme nada y lo que más me ha sorprendido es la naturalidad con la que una de las niñas contesta a la pregunta de qué significa correr para ti con un “corre tan rápido como puedas”; me ha resultado maravilloso y esperanzador comprobar la limpieza en la mente de quien no tiene prejuicios. 
Como se afirma en el video, es un hecho comprobado que la confianza de una niña se desploma durante la pubertad, entre los 10 y los 12 años y como dice la chica rubia que parece de unos 20 años, a esa edad una niña empieza a observarse….llegar al “no importa lo que digan” como dice la chica del vestido azul que aparece a continuación, es un camino de obstáculos y superación, con el que seguro muchas de vosotras os sentiréis identificadas.
Como siempre, solo os pido que toméis consciencia de la importancia del lenguaje que utilizamos al comunicarnos con nuestras hijas, no importa la edad que tengan, confió en que este video ayude a transmitir la importancia que tienen las palabras y su poder para empoderar o rebajar a alguien….a lo mejor solo tenéis que hacer un pequeño ejercicio de memoria y pensar en ese comentario que en algún momento de vuestra infancia o juventud os dolió o afectó de forma negativa, tal vez no hay que hacer tanta memoria.
Ya sabes, piensa en quién te escucha, escoge palabras nuevas y cambia el mensaje, solo así nunca dejarán de correr tan rápido como puedan..